_

Tendinopatía

La tendinitis es utilizado para describir estados de dolor localizados en el área de inserción de tendones o en el trayecto de los mismos (la inflamación de un tendón, es decir, de la estructura que une el músculo con el hueso). También se suele llamar tendinitis al desgaste del tendón, aunque en este caso el nombre correcto es tendinosis. Actualmente, se prefiere hablar de tendinopatías para referirse al conjunto de patologías localizadas en los tendones.

Síntomas

La tendinitis se caracteriza por el dolor y limitación funcional que se experimenta al movilizar un tendón o grupo de tendones, aunque también puede molestar en reposo. A veces se irradia a otras zonas y, si es intenso, puede llegar a provocar pérdida de fuerza en la zona afectada, e incluso dolor durante la noche. Los episodios se pueden repetir a lo largo del tiempo, es decir, mejoran y luego reaparecen, incluso sin hacer esfuerzos.

Las principales causas de las tendinitis son la práctica deportiva sin preparación ni control, sobrecargas musculares, estiramientos bruscos y los traumatismos repetidos. También la edad juega un papel importante, ya que los tendones se vuelven más débiles.

Clasificación

  • Insercionales, cuando la sintomatología se presenta a nivel de la entesis o lugar de inserción del tendón sobre el hueso.
  • No Insercionales, cuando el dolor y los cambios funcionales están alaejados del área de inserción.
  • Mixtas, cuando la sintomatología está en el área de inserción y en el trayecto del tendón.
  • Tendinopatía calcificante, es aquella que muestra depósitos cálcicos, producto de alteraciones metabólicas, endócrinas o degenerativas.

Tendinitis en distintas partes del cuerpo:

La tendinitis del hombro ocurre cuando los tendones del manguito rotador, el conjunto de músculos y tendones que ayudan al hombro a moverse y a mantenerse estable, se inflaman. Es típico en deportistas que mueven repetidamente el brazo por encima de la cabeza, como el tenis o la natación, y en trabajadores que hacen gestos similares, como pintores o carpinteros.
La tendinitis del codo puede ocurrir en la parte interna o en la parte externa. El codo de golfista o espitrocleitis, que es cuando se inflama la parte interna, duele al flexionar la muñeca y los dedos o al girar el antebrazo y poner la palma hacia abajo. El codo de tenista o epicondilitis, se da en la parte externa y duele en los movimientos opuestos.

La tendinitis del pie se produce en el tendón de Aquiles, el más fuerte del cuerpo humano, que es el encargado de despegar el pie del suelo, permitiéndonos andar, correr o saltar. Suele aparecer en corredores, en saltadores o en mujeres que usan tacones de forma frecuente.
La tendinitis de rodilla afecta al tendón que une cuádriceps y tibia, que es el que permite a la rodilla extenderse o estirarse. Es frecuente en algunos deportes como el levantamiento de pesas, ya que sobrecarga la zona, o en el baloncesto o salto de altura, ya que se produce una desaceleración muy brusca al parar de golpe. Por esta razón, a esta dolencia se la conoce también como rodilla de saltador.

Tratamiento

El tratamiento estándar es el fortalecimiento excéntrico (es un tipo de ejercicio con enormes beneficios en la mejora de la fuerza, movilidad, en la prevención y recuperación de lesiones); sin embargo un importante porcentaje de pacientes no responden al tratamiento.

Terapéutica convencional

  •  Reposo, hielo
  • Fisioterapia sedativa, estiramientos, ultrasonido, láser puntual, electroestimulación, punción seca, taping funcional.
  • Braces para codo de tenista, anillo rotuliano, plantillas ortopédicas, etc.
  • Reducción y evaluación de técnica o práctica deportiva
  • Inyecciones con corticosteroides (cada vez menos recomendadas por incrementar la degeneración tisular en tendones)
  • Aporte nutricional: Péptidos de colágeno bioactivos, L-Arginina

Nuevas alternativas terapéuticas:

  • Aplicación de ondas de choque (protocolos establecidos para cada tendinopatía)
  • Inyección guiada con ecografía PRP (plasma rico en plaquetas)
  • Inyección guiada con ecografía de células madre mesenquimales